Somos ABC

¿Qué es ABC?

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) es una entidad gremial que asocia a todos los bancos públicos y privados del Sistema; se constituyó en diciembre de 1983, producto de la iniciativa de un grupo de Bancos Privados y Sociedades Financieras, que percibieron la necesidad de crear un organismo que velara por los intereses del Sector Financiero Nacional, de manera permanente.

 

Orientamos, representamos y promovemos los intereses del Sistema Bancario Nacional, con el propósito de estimular el desarrollo de una cultura financiera que favorezca la bancarización y el mejor aprovechamiento de las oportunidades que brinda el Sistema.

Nuestros compromisos:

  1. Promover la actividad bancaria.
  2. Representar y apoyar los intereses del Sistema Bancario Nacional.
  3. Colaborar con las autoridades para el desarrollo del Sector Financiero.
  4. Velar por la salud financiera de nuestro país.
Somos ABC

De izquierda a derecha: Ernesto Rohrmoser, cofundador y expresidente de ABC, Luis Liberman, cofundador y expresidente de ABC, Álvaro Saborío Leger, expresidente de ABC.

Nuestra Historia

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC) se constituyó en diciembre de 1983, producto de la iniciativa de un grupo de Bancos Privados y Sociedades Financieras, quienes percibieron la necesidad de crear un organismo que velara por los intereses del Sector Financiero Nacional, de manera permanente.

 

Los deseos de asociarse, sin fines de lucro y con un especial interés de fomentar y vigilar la actividad bancaria, fueron compartidos por el Banco Agroindustrial y de Exportaciones, S.A., Banco Costarricense de la Cooperación, S.A., Banco de la Construcción, S.A., Banco del Comercio, S.A., Banco de Santander, S.A., Banco Interfín, S.A., Banco de América, S.A., B.C.T. de Finanzas, S.A., Corporación Costarricense de Financiamiento Industrial, S.A., y Divisas de Centroamérica, S.A., los cuales se constituyeron en las diez entidades fundadoras de la ABC.

 

Las pautas iniciales, de conformidad con las políticas de la nueva organización, las dio el Lic. Ernesto Rohrmoser García, en calidad de primer presidente de la Junta Directiva de la Asociación. Los primeros esfuerzos se orientaron hacia el fortalecimiento de la ABC como órgano gremial y la definición de las necesidades de los asociados, con el propósito de buscar soluciones.

 

«La Asociación, durante todos estos años, ha asumido una posición fundamental en el diseño de políticas de desarrollo y estabilidad del Sistema Bancario Nacional, producto de una labor seria y responsable»

 

Al cabo de dos años de labor, la ABC logró ubicarse en una importante posición dentro del Sector Financiero Nacional, mediante una activa participación, junto con el Banco Central de Costa Rica, en la elaboración de los Programas Crediticios de 1985 y 1986. Asimismo, contribuyó con la Autoridad Monetaria en el desarrollo de un Sistema Integrado de Información y de una Oficina de Control de Precios Internacionales.

 

Con el incremento del número de entidades miembros, la Asociación sintió la imperativa necesidad de estrechar, aún más, sus relaciones con los organismos internacionales, a fin de desarrollar programas de capacitación bancaria; crear un Fondo de Garantía para los inversionistas de los Bancos Privados y establecer un mercado intercambiario de dinero. La Asociación, durante todos estos años, ha asumido una posición fundamental en el diseño de políticas de desarrollo y estabilidad del Sistema Bancario Nacional, producto de una labor seria y responsable.

 

La Asociación Bancaria Costarricense, considerando que las organizaciones gremiales no pueden permanecer al margen de las nuevas corrientes de cambio y consciente de la necesidad de efectuar una labor integral, que no se circunscribe al giro bancario, asumió la representación de los Grupos Financieros. Dicha representación le ha permitido crecer tanto como el Sistema mismo, consiguiendo la especialización en diversas áreas como pensiones, mercado de valores, operación de tarjetas de crédito, arrendamiento y seguros, entre otros, de manera que ha logrado una posición consolidada como órgano gremial en el Sector Financiero Costarricense.

 

El concepto de integración seguirá marcando la pauta de la actividad gremial de la ABC, por cuanto las barreras naturales y conceptuales del proceso de consolidación –en el que se encuentra inmerso el Sistema Financiero Nacional– podrán removerse sólo mediante una visión armonizada. La Asociación, con la madurez que proporcionan más de treinta años de labor, continuará defendiendo y armonizando los intereses de los Grupos Financieros y velando por la salud financiera de los costarricenses.

Testimonios

Sr. Ernesto Rohrmoser, Co-fundador y Expresidente de la Asociación Bancaria Costarricense.

Nos habla de los inicios de la banca privada en Costa Rica y la creación de la ABC como ente gremial, recuerda cómo fueron esos inicios que contribuyeron al fortalecimiento de la banca como un todo, pero principalmente se logró un beneficio para el país y los consumidores, que en ese tiempo tenían opciones muy limitadas de financiamiento para sus proyectos.

Sr. Luis Liberman, Co-fundador y Expresidente de la Asociación Bancaria Costarricense.

Nos habla de la fundación de la ABC como un ente con una vos común, con el fin de representar a un grupo de pioneros en la actividad bancaria privada del país, y como desde sus inicios se forjó el respeto de los órganos reguladores por sus posiciones y criterios técnicos y sólidos.

Velamos por su salud financiera: visión, misión, valores

Visión

Visión

Ser reconocida como la entidad gremial que vela por la permanencia y sostenibilidad de la industria bancaria y financiera de Costa Rica, dentro de los límites de riesgo y la regulación emitida por las autoridades; en beneficio de nuestros clientes, colaboradores y asociados y contribuyendo al desarrollo económico y social del país.

Misión

La defensa y promoción de la bancarización en el país, bajo principios de transparencia, competitividad, gestión de riesgos y eficiencia.

Valores

Excelencia

Desarrollamos nuestra labor con calidad, objetividad, imparcialidad y eficiencia en el desarrollo de nuestras funciones y en la prestación de los servicios.

Integridad

Practicamos diariamente la honestidad, la responsabilidad, la lealtad, la tolerancia, la humildad y el respeto.

Dinamismo

Estamos comprometidos con la práctica de la investigación, el desarrollo y la puesta en marcha de nuevas ideas de manera permanente.